Wednesday, March 25, 2015

Trofin Lysenko no ha muerto


Por: Leonardo Rodríguez Alonso

El otorgamiento del título de Doctor Honoris Causa el pasado 21 de marzo en la Universidad Central «Marta Abreu» de Las Villas al ingeniero Adolfo Rodríguez Nodals, jefe del Grupo Nacional de Agricultura Urbana, constituye un ejemplo del daño que se hace a los pueblos cuando no existe libertad para desenmascarar los mitos que se tejen alrededor de hechos y personajes.

Y como Cuba se ha consolidado como una cofradía de servidores ineptos, que en la práctica no demuestran lo contrario, de nada vale el tan cacareado desarrollo científico alcanzado si adquirir alimentos que te nutran medianamente durante unos días se hace inalcanzable para un ciudadano común —sin mencionar de lo que guste o no al paladar, pues eso pasa a un segundo plano.

No tengo duda de que el otorgamiento del Honoris Causa a Rodríguez Nodals será historia, historia similar a la de Trofin Lysenko, que bajo la tutela de Iósif Stalin destruyó la agricultura en la URSS durante su reinado mandó al gulag a cuantos se opusieron a sus erradas hipótesis sobre el desarrollo de las especies.

En realidad no seré yo quien le dé el beneficio en esta comparación con el padre del lisenkoismo, pues solo somos 11 millones de habitantes; pero si le añadimos que demagogos así dan conferencias y cursos en países latinoamericanos y de otras latitudes, mientras una simple papa (tubérculo muy común en América) se ha convertido en una quimera en nuestra Patria, entonces, TrofinLysenko no ha muerto.



Las fotos muestran el organopónico «Independencia», lo que evidencia el «desarrollo» de la agricultura urbana en Camajua.

Tuesday, March 17, 2015

Esperemos…


Por: Leonardo Rodríguez Alonso

«Pensando Américas»: Como excelentes farsantes, con estas palabras han anunciado a diestra y siniestra el Foro de la Sociedad Civil Cubana que se efectuará el martes 17 de marzo de 2015, como colofón preparatorio a la VII Cumbre de las Américas, que tendrá lugar en Panamá los días 10 y 11 de abril próximos.

Y porque vivo en un país dirigido por una casta militar entronizada en el poder por más de 56 añosno puedo darme el lujo de admitir que se coarten las libertades cívicas sin al menos ponerle freno con la palabra honesta para, en lo posible, evitar que sigan fraguándose los desmanes que día a día ocurren en mi Patria.

Los medios oficialistas anuncian que más de 2000 organismos podrán acreditar a 3 personas por cada uno en 3 grandes salones habilitados al efecto en la capital, allí todos bailarán la melodía que manda a tocar la satrapía castrista y, por supuesto, ninguno de los miembros de la verdadera sociedad civil podrá, ni tan siquiera, pasar cerca de donde estén reunidos estos parlanchines del sistema; y es que en Cuba el término «sociedad civil», al igual que tantos otros, pierde su sentido. Citaré un ejemplo: algo tan noble como la Sociedad Colombófila Cubana está diseñada para la comunicación en tiempo de guerra, lo cual es obsoleto en la actualidad, pero muy útil para la enajenación delhombre en esta dictadura a la coreana.

En estas reuniones derrochadoras de bienes que sufraga el pueblo con su trabajo, para que manos aplaudan y lenguas repitan cansadas consignas, no estará ninguno de los cubanos que se reunieron con Roberta Jacobson, pero que sí lo harán en la VII Cumbre de las Américas, porque han sido invitados; por eso el corretaje de estos días.Allí en Panamá habrá una representación de nuestra sociedad excluida y diversa.

Esperaré el 12 de abril para saber lo acontecido, pues me resisto a creer que los prepotentes representantes de este desgobierno, acepten que los amantes de la libertad en Cuba les reclamen en sus narices los espacios a los que tenemos derecho. Pienso que buscarán pretextos para no asistir, habrá agresiones físicas, organizarán una cumbre paralela, histérica y agresiva, que si no es controlada desatará su ira contra comercios e instalaciones como ocurrió en la IV Cumbre de Mar del Plata, Argentina, en 2005.

Friday, February 20, 2015

Un régimen que no pretende cambiar



Por: Yoaxis Marcheco Suàrez

Que nadie se engañe o se deje engañar, el régimen totalitario de los Castro, impuesto a la isla de Cuba en la ya lejana fecha del primero de enero de 1959, no tiene, ni tendrá la más mínima intención de cambiar, de reconocer o de superar sus serios problemas con respecto a temas puntuales como: el respeto a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, o lo que es lo mismo, la concesión a los cubanos de libertades básicas como, poder postularse y elegir libremente en urnas electorales; expresar un criterio sobre temas políticos que apunten de manera crítica a las perpetuadas por ellos mismos, "figuras históricas del proceso revolucionario"; libertades económicas que faciliten a todos los cubanos, fuera o dentro de la isla, invertir y llevar a cabo negocios que puedan levantar sustancialmente la maltrecha y para nada querida economía socialista; acceder con plena libertad a los medios informativos, implementado la práctica de la libre opinión, o la prensa libre; permitiendo que los cubanos sean verdaderamente libres para elegir en qué y cómo creer, o cómo organizarse, o con quièn reunirse; o dejándole al arte en todas sus expresiones la libertad que este necesita para subsistir y ser útil a la sociedad en la que se inspira y de la que nace.  

Pero, como decía, el régimen de Cuba no muestra interés en abrir espacios sustanciales a la libertad del pueblo que durante casi seis décadas mantiene bajo su yugo autoritario; por esa razón siempre tendrá tras las rejas a alguien por motivos políticos. El régimen de la Habana no respeta la diversidad política e ideológica, según él, todos los cubanos tenemos que ser comunistas o "revolucionarios". Como esto es realmente imposible, entonces siempre habrá alguien que exprese lo que siente y como piensa, y claro correrá el riesgo de terminar tras las rejas. En este momento están en esta condición los artistas y activistas en pro de los Derechos Humanos, el escritor Angel Santiesteban Prats, el grafitero Danilo Maldonado (El Sexto), pendiente a juicio y la artista de la plástica Tania Bruguera, quien también se encuentra en un limbo legal. Ese es el régimen que desgobierna a Cuba y ese desgobierno ha expresado claramente su determinación de no cambiar, por lo que quienes queremos una patria diferente, un país que disfrute de los derechos más elementales, sabemos que esto no será posible mientras sean los dictadores actuales quienes ostenten la silla de poder. Denunciemos arbitrariedades como esta y alcemos nuestra voz en contra de una dictadura demasiado larga y empecinada en sobrevivir a toda costa. Al final será nuestra constancia, nuestra madurez y seriedad en la lucha, nuestra honestidad hacia al pueblo  _la principal víctima del funesto sistema Castro-comunista_, y nuestra visión política y propuesta de futuro, lo que nos llevará a conquistar el cambio real y radical y la tan esperada transición hacia la democracia.

Wednesday, February 4, 2015

Nuevas presentaciones de NeoClub Ediciones dentro de Cuba



Mario Félix Lleonart Barroso

El pasado 24 de enero en Caibarién, Villa Clara, Cuba, en el hostal-restaurant propiedad de Rafael González Estévezel Instituto Patmos celebró una sui-generis feria del Libro IndependienteTítulos de temática diversa fueron presentados ante un auditorio de unas setenta y siete personas también diversas en edades e intereses, pero todos con el común denominador de avidez por buena literatura, sin la mediación de intolerancias ni censuras. Entre los libros presentados se destacaron cuatro bajo el sello editorial de NeoClub Ediciones, de Miami. 
La misionera Yoaxis Marcheco Suárez estuvo a cargo de la presentación de ¨La chica de nombre eslavo¨, de Roberto Quiñones Haces, ¨Así lo quiso Dios, y otros relatos¨, de Orlando Freire Santana, y ¨Los tigres de Dire Dawa, y otros cuentos¨, de Luis Cino Álvarez. Estos tres volúmenes tienen como denominadores comunesademás de su sello editorial, que salieron de la pluma de autores que viven dentro de la isla y que en todos los casos han sido víctimas de la censura oficial, que pertenecen al género de la narrativa, y nos entregan retratos vívidos y desgarradores que describen las tristes realidades de la Cuba de hoy.



Por su parte, el historiador Gustavo Pérez Silverio realizó la presentación de ¨Gastón Baquero y Rafael Díaz-Balart sobre racismo y clasismo en Cuba¨Una selección de ensayos y artículos, en especial de Rafael Díaz-Balart y Gastón Baquero, dos figuras a quienes a la vez se brinda merecido homenaje con el libro, pero también de Lincoln Díaz-Balart, Juan F. Benemelis, Armando de Armas, César Jesús Menéndez Pryce, Orlando Fondevila y Armando Añel. Todos los textos se centran en el tema del racismo y el clasismo en Cuba. Dos males en cuya génesis se puede encontrar la explicación al desastre que en todos los sentidos ha derivado Cuba. 




La original Feria Independiente del Instituto Patmos cumplió su propósito y despertó la avidez por literatura sin las cadenas y mordazas que imponen las autoridades culturales dentro de la isla. Pero caben destacar las sanciones impuestas al intelectual Pérez Silverio en pago, primero a su imperdonable participación previa durante el Festival del Arte y la Literatura Independiente de Miami, aprovechando su presencia en la Florida como parte de una delegación invitada por United for Human Rights, en el lanzamiento del mismo libro que luego el presentó en Caibarién, y que en el Rafael Díaz-Balart Hall de la Florida International University estuvo a cargo de Lincoln Díaz-Balart, César Jesús Menéndez, Orlando Fondevila, Juan F. Benemelis y Armando de Armas el pasado 17 de diciembre. Segundo, por atreverse a presentar este controversial ítem dentro de la propia isla. 
Durante doce años Pérez Silverio fungió como profesor en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Central de las Villas impartiendoasignaturas como Historia de Cuba, Estudios Raciales y Teoría Política. Ya le fue anunciado que dicho contrato no le será ratificado, como debía corresponder en el presente mes de febrero, lo que le coloca fuera de este recinto universitario. Por otro lado Pérez Silverio fue la voz por algunos meses del programa radial ¨Crisol Cubano¨ dedicado a identidad cultural y nacional transmitido los viernes en el horario de cinco a seis de la tarde por la emisora provincial de Villa Clara CMHW. También ya le fue confirmado que no volverá a tener acceso a los micrófonos. Estas sanciones a Pérez Silverio constituyen la prueba de la vigencia de la censura en Cuba y de que los contenidos de los libros con el sello editorial de NeoClub Ediciones presentados en la isla, especialmente el de la presentación a su cargo, no son mera ficción sino pura y cruel realidad.    

Wednesday, January 14, 2015

Como en el cuento de mi abuelo, vencerán la libertad y el amor


Por: Yoaxis Marcheco Suárez

Por estos días recuerdo el cuento que mi abuelo paterno me contaba cuando era niña: Había un país habitado por ratoncitos grises, eran felices hasta que comenzó a gobernar el rey de las ratas.  Este era temido, lucía grande y poderoso encasquetado en su uniforme militar lleno de estrellas y galones, dos enormes pistolas colgaban de un cinto lleno de balas que amarraba su cintura, su voz era alta y grotesca, todos temían al poderoso rey, y obedecían su mandato sin titubear. Pero un día al rey de las ratas alguien le escondió su sofisticado traje de militar invicto, comenzó a chillar pues debía enfrentarse al pueblo, no le quedó más remedio que hablarles tal y como había venido al mundo, que decepción para todos, incluso para los soldados del ejército que dirigía, el rey no era más que un ratoncito indefenso, con una vocecita de damicela, enclenque y tembloroso. No había gran moral, ni principios sólidos, solo un uniforme lleno de estrellas inventadas por sí mismo y el poder que otorgan las armas, la amenaza y el autoritarismo, en el fondo solo había un infeliz ratón, al que definitivamente todos los ratones unidos podrían remover de su puesto.



Así vi el domingo a los policías que rodearon nuestra iglesia, temerosos porque haríamos una fiesta de reyes magos, donde como es tradicional, daríamos golosinas y juguetes a los niños asistentes. La tradición de desarrollar en la iglesia esta fiesta religiosa es más antigua que cualquier institución que dirige el desgobierno en Cuba, es una tradición que tanto la iglesia católica como muchas evangélicas siguen cada año dando culminación a la etapa navideña. La iglesia bautista de Taguayabón se fundó en el año 1939, desde entonces celebra el Día de Reyes Magos, invita a los niños del pueblo y los agasaja con alegría y con regalos, esa es la tradición. Pero este año a los que se sienten poderosos tras las armas y el uniforme, a los que usan métodos de prepotencia y autoritarismo, les molestó, o les intimidó nuestra fiesta con niños, payasos y globos. Un ejército encasquetado en uniformes llenos de estrellas y galones inventados por ellos mismos, con amenazadoras pistolas y tonfas colgando de sus cinturas,  contra  un sencillo ejército de juguetes. Dos símbolos impresionantes: el primero representa el poder de la fuerza (abuso de poder), el segundo el poder del amor de Dios, que estará en todo tiempo y se expresará siempre de manera especial hacia los niños. A pesar de las amenazantes patrullas policiales, que decidieron esa mañana de domingo abandonar el terreno cada vez más fértil de la delincuencia para vigilar nuestra fiesta de niños (gran pérdida de tiempo y recursos materiales). Nosotros, como los ratoncitos grises del cuento, disfrutamos de una hermosa fiesta, donde las sonrisas infantiles fueron nuestra gran recompensa y la satisfacción de sabernos fuertes, no por nosotros mismos, sino porque nuestro jefe soberano Dios, nos fortalece. No nos queda más que buscar a esos ratones que se creen indestructibles mientras se esconden tras el uniforme, solo vemos a seres humanos indefensos, no saben lo que hacen cuando deciden luchar contra Dios y contra su iglesia, infelices quienes en vez de buscar y defender la tranquilidad y la decencia ciudadanas, pierden el tiempo reprimiendo la libertad de otros. No me queda más que recordar que en esta vida real nuestra historia tendría un mejor término, si todo el pueblo se percatara de quiénes se esconden detrás de esas máscaras amenazadoras, llenas de prepotencia y poder mal empleado. Por lo demás anuncio desde ya que la Iglesia Bautista de Taguayabón y de Rosalía festejarán como siempre y con la ayuda de Dios, el Día de Reyes Magos en el 2016, aun cuando nos rodeen uniformes, estrellas y galones, patrullas, armas y tonfas. Ya sabemos que somos más que victoriosos en Cristo Jesús.

Monday, January 5, 2015

Macabro porvenir para el camarada Nicolás Maduro



Por Dr. Darsi Ferret
Miami, Florida. 26 de diciembre de 2014.

Algo pueril como una simple disputa por el Mercado entre dos supuestos aliados, tiene consecuencias tan nefastas como descabezar a un tercero que se encuentra distante en un rincón de Suramérica. Y es que precisamente eso es lo que sucede con Nicolás Maduro y su chavismo, víctimas directas y sin escape del forcejeo que se trae Arabia Saudí con los EEUU, en el intento de conservar su liderazgo como abastecedor de petróleo en la arena internacional.

Y es que todo marchaba viento en popa y a toda vela para los países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo), que hay quienes la comparan con un cartel semejante a los de la droga por su hasta hace poco manejo arbitrario del precio del petróleo, pero el influjo vertiginoso y turbulento de las tecnologías modernas lo cambiaron todo. Lo peor para algunos, le serrucharon el piso o tienen medio asfixiado a aquellos países que no se prepararon para la época de vacas flacas y creyeron que la bonanza de los precios del oro negro era para siempre (Venezuela, Rusia, Irán).

El fracking o fracturación hidráulica de las rocas de esquisto y la perforación en aguas profundas son métodos sofisticados de producir petróleo y gas que han tenido su florecer en los últimos años, y constituyen el resultado del avance de las nuevas tecnologías. Estas modernas técnicas de extracción de crudo permitieron que EEUU aumentara en un 70% su producción con respecto al 2008, y que tenga pronósticos de convertirse en autosuficiente antes del 2025, así como pasar de principal importador a nivel mundial a exportador.

De manos de lo fortuito la convergencia de varios factores creó una mezcla arrolladora. La economía China se desaceleró de modo inesperado, y contrario a los pronósticos la Unión Europea no alcanza su despegue económico y sigue media zombi con un crecimiento lento y zigzagueante, y EEUU ha reducido sus necesidades de importación de crudo en el mercado internacional. El resultado ha sido la disminución significativa de la demanda de petróleo, que ante una oferta creciente afecta los precios a la baja y de manera pronunciada.

Y aquí es donde está lo interesante, siempre que disminuía la demanda los países de la OPEP utilizaban el esquema de apretarse el cinto reduciendo las cuotas de producción y con ello lograban mantener los precios del barril de petróleo. Aplicaban pura lógica matemática, o sea, si por cualquier razón caía la demanda ellos frenaban la producción y conservaban los precios. En esta ocasión sorpresivamente por primera vez en su historia no ha sido así, y mientras los precios del petróleo se derrumban a la mitad, la decisión capitaneada por los saudíes es la de continuar el mismo ritmo de extracción.  

Lo que pudiera parecer irracional en el actuar de Arabia Saudí tiene una explicación comprensible. A ellos y otros países exportadores como Qatar y Emiratos Árabes, les cuesta de 3 a 4 dólares producir un barril de petróleo. Por ahora para EEUU el costo de producción de ese mismo barril es entre 32 a 34 dólares. Estas cifras son las responsables de que Arabia Saudí prefiera batirse en una feroz lucha con EEUU dejando caer los precios, para desestimular la inversión en la explotación de crudos mediante el fracking y en los pozos de aguas profundas, que no se hace atractiva con precios por debajo de los 60 dólares el barril. A costo de perder dinero ahora, los saudíes están defendiendo de modo determinado su posición en el mercado internacional. 

Este pleito entre leones provoca bajas colaterales. Lejos del epicentro de la disputa entre las monarquías árabes y la potencia democrática, en Venezuela el chavismo convulsiona herido de muerte y sin la más mínima posibilidad de sobrevivir. Después de disfrutar todos estos años del mayor boom petrolero de la historia nacional, el frenético saqueo chavista a las arcas del Estado tiene al país en la ruina y endeudado hasta con las once mil vírgenes. 

Sobre el gigante petrolero PDVSA tiraron la responsabilidad de garantizar el 90% de los ingresos de divisas convertibles. Mientras lo exprimen como a una naranja sin jugo, cargaron también sobre sus espaldas el gasto de incosteables programas sociales, en medio de una galopante corrupción, la no inversión en la industria y la pésima gestión atada a los intereses políticos.

Los especialistas calculan que Nicolás Maduro requiere de precios del petróleo a no menos de 120 dólares el barril para poder sostenerse. La realidad es que el desabastecimiento crónico, la inflación desorbitante, los niveles catastróficos de inseguridad y violencia, el creciente y masivo rechazo popular, y para su desgracia el petróleo por debajo de los 60 dólares el barril, hacen que el sustituto de Chávez no tenga ninguna opción de amarrarse en el poder, y que a estas alturas sea solo un cadáver andante. 

La otra rayita para el tigre le viene de la torpeza de desconocer los límites y en vez de jugar con la cadena se tiró con el mono. Para someter a la oposición y principalmente a sus rivales dentro del chavismo, Maduro no solo se enrocó con los cubanos sino que lo hizo también con la facción de los narco-soles. Estos personajes constituyen un cartel de generales dedicados al contrabando de toneladas de drogas con la FARC colombiana y las bandas narcotraficantes de México y Centroamérica. Además, son los máximos responsables de que Venezuela sea un narco-estado, calificando como uno de los principales distribuidores de drogas a nivel mundial. Estas circunstancias llevaron al chavismo a cruzar la raya y convertirse en una amenaza para la seguridad nacional de EEUU, y esa es una cuestión prioritaria para los norteamericanos, de una sensibilidad extrema, con la que jamás se pasan con fichas.

Basta comparar que en el momento de dar el paso histórico de restablecer relaciones diplomáticas con Cuba, el supuesto enemigo irreconciliable, y dejar atrás medio siglo de beligerancia, el presidente  norteamericano, Barack Obama, firmó al día siguiente un paquete de medidas sancionando a funcionarios chavistas vinculados con las violaciones a los derechos humanos, relacionadas con las manifestaciones que tuvieron un saldo de 43 muertos y por las que todavía guardan injusta prisión varios líderes estudiantiles, exalcaldes y el reconocido opositor Leopoldo López. Las sanciones constituyen un precedente letal para los mandamases chavistas, pues incluyen la negación de visas de entrada al territorio norteamericano, pero sobre todo el congelamiento de sus bienes, y ahí es donde la caña se les pone a tres trozos.  

A quien le quede duda de la explosiva situación del camarada Nicolás Maduro, solo debe fijarse que cuando más apoyo necesitaba, su aliado “incondicional” y mantenido lo dejó tirado como a un perro con sarna y del modo más cruel, o sea, sin ningún recato, pudor ni clemencia. Simplemente Raúl Castro se fue en brazos de los americanos a comenzar un nuevo matrimonio feliz pasando raya al pasado, a todo lo que huela a pasado.      

Thursday, January 1, 2015

Discurso de Yoaxis Marcheco para la celebración de “Unidos por los Derechos Humanos”



Discurso de la misionera bautista Yoaxis Marcheco Suárez para la celebración de “Unidos por los Derechos Humanos” de los 66 años de proclamada la Declaración Universal de los Derechos humanos.

Ante todo mi más cordial y respetuoso saludo para la audiencia aquí reunida hoy para reafirmar la dignidad y el valor del ser humano y los derechos de todos los hombres y mujeres para ejercer la libertad de pensamiento, de expresión y de religión.


El respeto a los Derechos Humanos expresos en los treinta artículos de la Declaración Universal, así como su promoción y concientización, son la clave para enrumbar a la necesitada Cuba y constituyen por ello el motivo de la inspiración para el trabajo que como misionera allí realizo, en medio de un contexto difícil.


El  régimen de mi país se ufana entre otras cosas, de brindar una educación gratuita y alardea de los altos niveles culturales a los que la “Revolución”, según ellos,  ha elevado a los cubanos,  pero lo cierto es que todo el Sistema Nacional de educación está diseñado para sembrar en las nuevas generaciones de cubanos y cubanas individuos que respondan ciegamente a sus mandatos. Los programas de enseñanza están altamente politizados y manipulados, desde las edades más tempranas los educandos son programados para no disentir de lo establecido por el sistema. En Cuba puede fallar cualquier cosa, ya sea el alimento para el pueblo, o los medicamentos en las farmacias, pero las campañas de adoctrinamiento ideológico son priorizadas.


La calidad de la educación de una nación, se ve en la calidad del comportamiento de su pueblo, en la salud espiritual de su sociedad, en los buenos modales y en la práctica de las mejores costumbres. Un pueblo bien educado se ha de mostrar civilizado, respetuoso de las diferencias y de la diversidad, aun en el plano político o ideológico, un pueblo educado sabe reclamar sus derechos (que conoce de antemano), sabe debatir, dialogar y manejar las discrepancias en todos los órdenes, eso se llama democracia. Un pueblo educado se ha de mostrar libre y la libertad consiste en no agredir las fronteras que circundan la individualidad y la libertad ajenas. Es esto lo que me propongo a continuar promoviendo desde mi posición.


Un sistema de educación libre, despojado de todo discurso político e imparcial, sería más beneficioso. El pueblo de Cuba necesita conocer más sobre la Constitución de la "República" y sobre la declaración de los Derechos Humanos, aprender a convivir con las diferencias, liberar sus calles, sus escuelas, sus universidades. Es esto lo que intento diseminar en Cuba a fin de crear más conciencia sobre los derechos humanos; no es fácil, reitero, realizar esta labor en medio de un sistema que reprime nuestro derecho a disentir, pero eso hago y haré, educar a quienes me circundan ya que estoy convencida como sé lo está el resto de la delegación que me acompaña, de que la educación es la clave para crear las condiciones para un mejor cambio.

Mi mayor deseo hoy en que celebramos el 66 Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, es que mi pueblo se sature de ellos, se eduque en ellos y se transforme en una sociedad fuerte, empoderada, verdaderamente libre. Con mi trabajo seguiré influenciando para que así sea. Gracias.